Hoy quiero hacerme eco de un artículo muy recomendable de Europa Press acerca del ruido que está generando el vídeo editado por la marca Loewe. 

Ayer empecé a ver aparecer el vídeo en mi muro de Facebook compartido por varias personas y claro, al ver este artículo he querido compartirlo contigo. La duda que se plantea Europa Press es si se trata de una estrategia bien organizada por la marca (si es así, Loewe está consiguiendo su objetivo) o si, por el contrario se trata de una desafortunada campaña publicitaria.

Loewe guarda silencio en los ‘social media’

MADRID, 14 Mar. (Carlos Hergueta/Portaltic) –

Loewe ha dado mucho que hablar este miércoles, debido a sucampaña de la nueva colección Oro. Concretamente, ha sido un vídeo publicado en YouTube el que ha puesto a la marca en primera línea de fuego en redes sociales, blogs o foros. A diferencia de otros vídeos como ocurrió con Campofrío y su ‘spot’ protagonizado por humoristas, las reacciones en la esfera cibersocial no han sido precisamente positivas. Recuerda a otras crisis en los ‘social media’ gestionadas con celeridad, pero Loewe ha optado por guardar silencio.

   ¿Ha sido bueno o ha sido malo el impacto que ha tenido la campaña de Loewe? ¿Quería la marca que se hablara de la campaña ‘sí o sí’, independientemente de si era bien o mal? Lo que está claro que la imagen transmitida no ha sido buena de forma general. Quizá no haya sido perjudicial entre el público objetivo de la marca, su ‘target’. pero sí entre el gran público. Los mensajes publicados en Twitter con el ‘hashtag’ #LOEWE así lo atestiguan.

   Los comentarios satíricos se cuentan por cientos y sirvan estos como ejemplo: “Totalmente a favor de la campaña de #Loewe para la integración de discapacitados y drogadictos en la sociedad. ¡Ellos también llevan bolso!” (@jminguell) o “Sale a la luz la nueva superproducción de #LOEWE. No apto para pobres. Podrá herir vuestros bolsillos” (@AalexGF).

   Resulta complicado decir si Loewe ha logrado lo que perseguía, quizá estar en boca de todos, o justamente lo contrario, que todos hablen mal de la marca, pues en un día como este, en el que #Loewe es ‘trending topic’ número 1 en España, este medio ha sido incapaz de hablar con los contactos de prensa. Sencillamente, no había nadie para responder al teléfono. Tampoco se ha publicado un comunicado de prensa.

   El ‘spot’ ha sido creado por el equipo del fotógrafo Daniel Riera, bajo la dirección artística de Luis Venegas. Al margen de lo que buscara la firma, Venegas ha defendido el vídeo, en declaraciones a Elmundo.es: “He realizado un trabajo lo mejor posible, como siempre que se me encomienda uno”. Es una de las pocas reacciones, si no la única, que se ha podido encontrar sobre el caso.

   El silencio de Loewe ha sido sepulcral, también, como decíamos, en el que se ha erigido como termómetro de la actualidad: Twitter. Otro de los motivos por los que no está claro lo que pretendía con la campaña es que no ha movido un dedo para gestionar la “crisis” en los social media. Muchas horas después del inicio de la polémica, la cuenta de la firma (@LoeweMadrid) ha publicado un único ‘tuit’ este miércoles 14 de marzo, en el que habla sobre su nueva colección Oro (https://twitter.com/#!/LoeweMadrid/status/179879650003140608).

   Sin embargo, la compañía no ha publicado ni un solo ‘tuit’ en referencia a la campaña ni a sus reacciones. Tampoco ha respondido a ‘tuiteros’ indignados, ni ha ‘retuiteado’ menciones directas. Loewe ha optado por la fórmula de guardar silencio, lo que lleva a incluso a dudar si la firma cuenta con un ‘community manager’ para abordar estas cuestiones.

   En España se han dado varios casos de “crisis” en los medios sociales a los que se han enfrentado varias compañías, como Pull&Bear, Mahou, BlackBerry o Donettes, con mayores o menores consecuencias. Donettes, por ejemplo, decidió retirar un envase lanzado hacía meses porque un eslogan estaba levantando ampollas en Twitter. Los manuales que empiezan a abundar sobre la gestión de este tipo de cuestiones suelen recomendar analizar el problema y monitorizar reacciones para ofrecer explicaciones y, llegado el caso, incluso pedir disculpas.

   En resumen, la gestión de una crisis en los medios sociales debe ser una respuesta estratégica, rápida y consciente, y se suele recomendar un replanteamiento de la acción con el objetivo de mitigar los posibles perjuicios. Está claro que Loewe ha optado por no hacer nada de eso, así que solo queda esperar a ver si hay algún tipo de perjuicio para la marca o si, por el contrario, precisamente se ha logrado el que podría ser el objetivo primero: que la colección Oro sea la más famosa de cuantas ha lanzado Loewe en mucho tiempo.

¿Tú qué opinas? deja tu comentario y lo comentamos.

Anuncios