Esta pregunta me la han hecho muchas veces, ¿por qué crees que debería tener un blog?

Como respuesta podríamos basarnos en las teorías de la comunicación online y demás pero yo quiero contestarte con otra pregunta, ¿tienes algo que contar?

Un blog o, como se denominaría en castellano, bitácora, es una página web en la que su autor, o grupo de autores, pueden expresar todo aquello que les venga en gana, aquello que consideren que pueden o quieren contar a sus lectores. Entonces, ¿cómo se entiende que alguna empresa o persona física quiera crear un blog si no cree que tenga nada que contar a la gente?

Basándome en la idea de este mismo blog, comunicación para todos nace con la intención de trasladar aquellos términos o aquellos temas con los que trato a diario en mi vida profesional pero que, al mismo tiempo están en la calle. Las nuevas tecnologías (cada vez menos nuevas desde luego), las redes sociales y, en definitiva, las nuevas formas y medios de comunicación entre personas han permitido que el lenguaje de la comunicación online no sea exclusivo de los que nos dedicamos a ella.

Aquí tenemos el primer motivo por el que se puede abrir un blog, yo tengo algo que compartir con todos aquellos que me seguís y me leéis.

Un error que comete mucha gente y, sobre todo, muchas empresas es pensar que el blog es su página web. Creen que en el bitácora es el lugar perfecto para enseñar sus productos, mostrar sus éxitos, crear un catalogo, etc… Comento que es un error en tanto que para eso están las páginas web corporativas.

Un blog es un espacio en el que una empresa habla con sus clientes, y con los no clientes también. Es un espacio en el que una empresa puede (y debe) demostrar su experiencia en la materia a la que se dedica, puede mostrar su interés por el sector profesional al que pertenece y, sobre todo, puede mostrar sus conocimientos.

Piensa por un momento en una empresa que se dedica a la construcción. ¿De qué puede escribir? Tanto sea un reformista, una constructora, un albañil o un arquitecto, cada sector tiene sus elementos y de cualquiera de ellos se puede escribir; un cambio de normativa, los distintos materiales que se usan en la construcción, las revistas profesionales, los datos del sector, las tendencias en materiales o en diseño….. No necesariamente tiene que hablar de las obras que ha hecho, de sus precios, de los clientes que tiene o de las novedades que esa empresa ofrece.

Extrapola eso a cualquier negocio. Sea cual sea tu actividad, seas empresa o autónomo, siempre hay muchísimos elementos de los que poder escribir y, si te interesa tu materia, más aun.

Como ves no estoy hablando de mejorar la posición de la empresa en los buscadores de Internet (SEO), ni estoy hablando de técnicas marketinianas de venta y utilizando términos complicados. El único término con el que quiero que te quedes en este artículo es éste: el contenido.

Ofrecer un contenido atractivo, unas líneas que generen interés en aquellos que leen tu blog, es el primer y más importante paso para obtener visitas y repuestas de tus lectores.

Te dejo un enlace a un artículo de la web puromarketing que se llama: “El retorno de los blogs en 2012: Claves para triunfar sin morir en el intento“. Como verás coincidimos en el primer punto clave para triunfar con el blog.

Ya lo sabes, elige el tema, escribe para los que quieras que te lean (o para los que ya te leen) y no olvides que el contenido es la base de la comunicación.

¿Deberías tener un blog? Pues si tienes algo que contar sí.  

Si te ha gustado este artículo deja tu comentario y compártelo a través de los enlaces.

Hasta el próximo post.

Anuncios