pymesTras varias semanas sin escribir nada he pensado que es el momento de expresar un pensamiento. Una idea que me ronda la cabeza después de varias conversaciones con amigos y profesionales del sector de la comunicación online.

Este artículo, más que una enseñanza sobre el funcionamiento de alguna de las variables de la comunicación online, pretende invitar a una reflexión a todos los  que me seguís a través del blog.

Para el que no lo sepa actualmente trabajo como community manager en una de las agencias más importantes del país. Tras mi paso por la consultoría de e-reputación, y ahora viendo el mundo desde el punto de vista de la agencia, he podido observar varios puntos que me gustaría desmitificar.

He trabajado, y aún lo hago, para grandes multinacionales que desarrollan su actividad en todo el mundo y a través de múltiples productos: artículos de gran consumo, productos cosméticos, política, instituciones, ONG’s… a priori todas grandes empresas que han demandado servicios de consultoría de reputación online para ver cuál era la consideración que se tiene de ellas en Internet o que han querido estar presentes en los social media (redes sociales, blogs, wikis, etc.) con diversos objetivos.

Después de ver esto he podido observar que la comunicación online no es, ni debe ser, patrimonio exclusivo de las grandes empresas y de las multinacionales. Cualquier pequeño negocio local o medianas empresas pueden aprovechar las herramientas que la tecnología ofrece hoy en día para el cumplimiento de sus objetivos, ya sean para dar a conocer una empresa, marca, producto o, incluso, una persona (personal branding o marca personal).

Por otro lado he visto en estas empresas (pymes) un ligero escepticismo en los medios de comunicación social motivado por la falta de credibilidad que éstas tienen sobre los social media, por la creencia de tener que invertir grandes cantidades de dinero para poder conseguir sus objetivos en Internet o por pensar que, al tratarse de un tipo de comunicación que se realiza a través de medios digitales, nunca llegarán a un público más local y concentrado.

Thinkglocal.preview

Ante estás dos premisas quiero comentarte algo, independientemente del tipo de negocio que tengas, al margen de la tipología de clientes que tengas o desees tener. Con la simple observación de la sociedad, de los informativos, de las radios, los comentarios de bar, etc. la cantidad de horas al día que gastamos (más de 17 millones de personas acceden a Internet a diario) en observar las redes sociales, los mensajes que nos enviamos a través de Facebook, las veces que nos gusta que el CEO de una compañía nos siga en LinkedIn o las veces que hemos compartido un vídeo visto en Youtube porque nos ha hecho reír, llorar o pensar. La forma de comunicarse de los seres humanos ha cambiado. Desde la aparición de los teléfonos móviles las distancias se han acortado entre nosotros.

Independientemente del nombre que tenga la plataforma a través de la que nos hablamos unos con otros (personas entre sí o personas con empresas), la manera en la que tratamos con los demás ha supuesto una revolución que no se va a marchar.

Además, una de las mejores ventajas que ofrecen los social media es la segmentación que permiten hacer, puede establecer comunicaciones a públicos tan específicos que incluyan sólo a la gente de tu barrio, ciudad o país, que tengan determinado rango de edad, que tengan intereses comunes y muchas fórmulas más.

Todo ello no conlleva una inversión económica enorme (todo depende de los objetivos a conseguir y de los esfuerzos a dedicar) si bien supone un esfuerzo creativo, intelectual y de tiempo que muchas empresas (pymes) valoran como no necesario. Sólo te haré una pregunta, ¿no querría tu negocio poder hablar directamente con la persona que le gusta tu producto o servicio y que ésta le contestará? ¿No quiere tu empresa hablar y estar allá donde esté su cliente potencial?

Puedes pensar que esto es una cuestión de opinión, y en cierta manera lo es, pero si algo no es opinable a día de hoy es que la gente se mueve online, la gente habla online, la gente busca información online antes de comprar, prácticamente, cualquier cosa y, lo más importante, esto va a ocurrir quieras o no lo quieras. Piénsalo

“Lo importante no es lo que dices sino lo que la gente entiende”

Anuncios